Nuestro albergue es paso del camino de Santiago, sólo hay que desviarse 100 metros del camino y estamos preparados para acoger peregrinos desde nuestra apertura en Marzo-Abril hasta la fecha de cierre en Noviembre.

Marejada Hostel, situado en la misma playa de La Isla, en Colunga (Asturias), es un lugar perfecto para pasar unos días, disfrutar del mar y la montaña de Asturias, nuestras actividades deportivas y nuestras instalaciones a pie de playa.

La playa de La Isla tiene una longitud de 1600m.

El islote que le da el nombre se sitúa en el margen izquierdo de la playa y queda unido a la misma en bajamar a través de un tómbolo. Al este aparece una zona llamada El Barrigón, otra playa a la que se accede con marea baja.

En la zona, destaca un tramo de acantilados de entre 50 y 75 metros de altura con un gran valor natural y cultural, ya que se han encontrado restos castreños y romanos en sus inmediaciones.

Principal centro veraniego de Colunga, cuenta con una intensa actividad en la época estival.

Actualmente el núcleo de población de La Isla, desarrollado en torno a una colina, tiene tres zonas bien definidas: una antigua, donde se dan cita las construcciones tradicionales; otra la ocupan los chalets y las villas de tipo montañés de principios de siglo o más recientes; y, finalmente, los edificios de apartamentos y los adosados de las últimas décadas.

Iglesia parroquial de Santa María, del siglo XIX. De nave rectangular y cabecera cuadrada, se le agregó el pórtico en el siglo XX. Con la tradicional espadaña decorada con bolas, destaca por su hermoso emplazamiento en la misma playa. Al construir la iglesia se encontraron vestigios romanos, tales como mosaicos, columnas, hornos monedas…

Casona la Quintana, situada en el casco antiguo, da nombre al barrio que la enmarca. Edificio del siglo XVIII y XIX, con escudo en su fachada.

Casa popular «Pedro Quirós», construida en los siglos xviii y xix, situada en la plaza de Lorenza Koehler.

Casa popular «Pilar Vitorero», de corriente popular. Obra tardía del siglo XVIII-XIX. Situada en la plaza de Lorenza Koehler.

Villa Mª Luisa, junto a la playa. De estilo montañés, de la segunda década del siglo XX.

Plaza del Horrón: bonito conjunto de hórreos.

La playa de La Isla tiene una milenaria historia, pues en este antiquísimo fondeadero existió un puerto natural que durante la dominación romana fue de cierta relevancia, a tenor de los restos arqueológicos aquí localizados, encontrándose señales del antiguo embarcadero.

Allí, en el peñón, el Castiellu o La Isla’l moral, la isla que da nombre al enclave, hubo un castillo de época altomedieval, propiedad del Conde Piniolo. se hallaron restos de muralla con aparejo de cal y trozos de cerámica prerromana, romana y altomedieval del tipo «a peine», tal y como nos señala el investigador Inaciu Heva Llavona en su estudio sobre esta población: parroquia de La Isla’l moral, número 104 de la colección toponimia de la academia de la llingua asturiana.

Tiempo atrás también hubo un castro astur, recinto fortificado localizado en un promontorio al lado de la actual población, llamado precisamente el Castru, del que se extraía piedra procedente de sus milenarias edificaciones y defensas para emplearla en diversas construcciones vecinales. todo ello revela ser un antiquísimo embarcadero prerromano que siguió en uso en época romana y medieval, con diversas estructuras portuarias y defensivas de las que han llegado numerosos restos a nuestros días.


En las guerras napoleónicas se reaprovechó el puerto para traer suministro por mar de los franceses a las tropas del General Bonet así como, cuando cambiaba de mano, de los ingleses a la guerrilla asturiana de Argüelles y Escandón. Más tarde, en la guerra civil española se excavaron trincheras ante el mar para proteger el cercano aeródromo de sales de un eventual desembarco de los nacionales.